¿Podra el café superar la barrera de los US$ 2,000 millones exportados?

El café es uno de los productos más importantes del Perú. Según el MIDAGRI, actualmente su cultivo abarca el 6% del territorio agrícola nacional con un área total de 425,416 hectáreas. Sus plantaciones se pueden encontrar en 338 distritos a lo largo de 67 provincias diferentes. Esta industria abarca el 33% del empleo en el sector agrícola con más de 2 millones de personas dependiendo de esta actividad. A pesar de la relevancia de este producto a nivel local, las exportaciones de café habían ido perdiendo relevancia en los últimos años, a tal punto que, de haber sido el producto líder, quedó relegado del Top 3 por el arándano, la uva y la palta desde el 2019.

La última vez que el café lideró la canasta de exportaciones agrícolas del Perú fue en el 2017. En dicho año, las exportaciones sumaron US$ 709 millones. Sin embargo, el grano venía arrastrando una importante volatilidad de su valorización desde el 2012. Esta volatilidad generó que durante todo ese periodo los exportadores redujeran cada año los volúmenes enviados, sin contar con los problemas sanitarios que enfrentaron a nivel productivo.

Para el 2018, debido a la continua contracción de los envíos, el café sumó poco más de US$ 650 millones y se vio desplazado al tercer puesto del ranking, por detrás de la uva (US$ 763 millones) y la palta (US$ 720 millones). Un año después caería al puesto 5 y todo llevaba a creer que esta tendencia seguiría.

Sin embargo, la llegada del coronavirus le dio una nueva oportunidad al café. Con el inicio de la pandemia, los hábitos de consumo cambiaron drásticamente. Así, tras el cierre de las cafeterías ante la inmovilización, muchas personas en occidente optaron por comprar sus propias máquinas para preparar café en casa. Adicionado a este aumento en la demanda, la oferta también se presentó limitada pues sus principales productores experimentaron distintas restricciones. Brasil sufrió una sequía que redujo el crecimiento esperado del grano; Vietnam tuvo una escasez de contenedores más agravada que la de sus competidores; y en Colombia se registraron protestas sociales que paralizaron momentáneamente sus actividades comerciales. La falta de oferta en un contexto de incremento de demanda empujó drásticamente el precio del grano a nivel internacional.

Para el 2021, esta tendencia en el precio se terminó de consolidar y ayudó al Perú a lograr la cifra récord de US$ 807 millones en exportaciones de café, algo que no se había alcanzado ni en la mejor época de producción. Sin embargo, ante la brecha existente con el Top 3 de líderes de la canasta exportadora peruana, dicho monto no fue suficiente para que recuperara un puesto en el podio. Además, los líderes también experimentaron un crecimiento importante y por primera vez en la historia el Perú tuvo tres productos agrícolas que superaron la barrera de los US$ 1,000 millones. La uva, el arándano y la palta no le cederían un espacio al café.

¿El 2022 será el año en el que el café regrese al Top 3 de productos agrícolas exportados? El inicio del año estuvo marcado por un impresionante salto para el café, pues la demanda siguió creciendo y la oferta del resto de competidores no logró recuperarse. En el primer trimestre del año, el precio siguió aumentando, lo cual permitió que los envíos peruanos tuvieran un crecimiento extraordinario (247% en volumen y 475% en valor a comparación del primer trimestre del 2021, que ya había tenido un salto significativo). Sin embargo, entre junio y agosto los precios han cedido paulatinamente. Esto ha frenado levemente los envíos peruanos. Al ver los datos consolidados entre enero y agosto, el Perú sumó un total de 141,377 toneladas por un valor de US$ 680 millones (96% más en volumen y 175% más en valor que el periodo anterior).

Las exportaciones hasta agosto suelen representar poco más del 30% del total anual, así que un cálculo sencillo llevaría a la pregunta: ¿podría el café superar la barrera de los US$ 2,000 millones y sorprender a todos? Los precios se seguirán estabilizando, pero en los valores actuales, pues la oferta aún no ha logrado recuperarse del todo y es improbable que lo haga en lo que queda del año. Y en ese contexto, el volumen tampoco debería caerse. Todo apunta a que las perspectivas de volumen se mantendrán, pero con un precio más ajustado, lo cual también conduce a un valor cercano a los US$ 2,000 millones.

Es pronto para confirmar si lo pasará, pero en el peor escenario quedará muy cerca y significará el récord más grande en la historia agrícola peruana. El estimado de FreshFruit apunta a los US$ 2,150 millones. De hecho, además, lograría el liderazgo en la canasta agroexportadora peruana, pues esta vez ninguno de los actuales líderes está cerca de esa cifra.

LA ESCASEZ DEL GRANO MANTENDRÁ ALTO EL PRECIO.

A inicios del 2022, la Bolsa de Nueva York cotizaba el café entre los US$ 222.43 y US$ 232.65 por saco (60 kg). Un rango mucho mayor al obtenido en el 2021 que fluctuaba alrededor de los US$ 135. Sin embargo, en los últimos meses el precio ha retrocedido hasta llegar a los US$ 214. A pesar de ello, se nota una clara tendencia de costes altos que se esperaría se sostenga el resto del año.

La principal razón por la que se estima que los precios se conservarán en este nivel por el resto del año se debe a que no se espera que la escasez actual del producto se vea totalmente solucionada. Brasil, principal proveedor del mundo (con 30% de participación), ya ha sufrido antes sequías que mermaron su producción de café. En el 2011, sufrió un fenómeno natural muy parecido al actual y tardó más de tres años en salir de la crisis productiva. Además, esta nación está experimentando retrasos en su cosecha debido a la desigual maduración de los frutos y los problemas para encontrar mano de obra en algunas regiones de este extenso país. Como evidencia de este problema, en lo que va del año solo han cosechado el 30% de toda la producción, 15% menos de lo que normalmente se recolecta hasta este mes. Con respecto a Colombia, también está experimentando problemas climáticos. Las intensas lluvias están haciendo retroceder la producción, especialmente en los últimos meses. Solo en julio, los envíos colombianos disminuyeron en 22% debido a las mermas ocasionadas por el clima.

PRINCIPALES DESTINOS DEL CAFÉ PERUANO

Hasta agosto del 2022, los principales destinos del café peruano fueron Alemania (22% de participación), Estados Unidos (21%) y Bélgica (13%).

Las exportaciones hacia Alemania sumaron 29,931 toneladas por US$ 152 millones, 128% más en volumen y 215% más en valor en comparación a similar periodo el año pasado. En este mercado, el precio promedio del grano peruano fue US$ 5.07 por kilogramo, 38% mayor. Los principales compradores de café en Alemania fueron Bernhard Rothfos GmbH., con 20% de participación, y Koninklijke Douwe Egberts B.V., con 18%.

En cuanto a los envíos hacia los Estados Unidos, estos alcanzaron las 28,499 toneladas de café por US$ 142 millones, 53% más en volumen y 108% más en valor respecto al periodo previo. El precio que se pagó en el mercado norteamericano por el café peruano fue de US$ 4.98 por kilogramo, 36% más. Los compradores más importantes en la plaza norteamericana fueron Rothfos Co., con 7% de participación, y International Coffe Corporation, con 6%.

Finalmente, los envíos hacia Bélgica fueron 17,440 toneladas de café por US$ 89 millones, 222% más en volumen y 329% más en valor respecto al 2021. El precio que se pagó en este destino durante el periodo analizado fue US$ 5.09 por kilogramo, 33% más. Los compradores más importantes de café en el mercado belga fueron Koninklijke Douwe Egberts B.V., con 31% de participación, y Durme-Natie C.V.B.A., con 8%.

Fuente: Fresh Fruit

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s