SENASA: Presiones de agroexportadores generaron decenas de rechazos de uva de mesa para EE.UU y Corea

Por José Calderón Torres direccion@agronegociosperu.org

SENASA ha advertido a los exportadores de uva de mesa que no permitirá más presiones para pasar por alto ciertos controles en los embarques de dicha fruta que, en la pasada campaña, desembocaron en decenas de rechazos por parte de Estados Unidos y Corea.

La entidad sanitaria señaló que en la campaña 2019-2020 se registró 132 expedientes rechazados en origen por parte de dos importantes destinos: Estados Unidos, nuestro primer importador mundial, y de Corea del Sur.

Marilú Córdova, Sub Directora de Cuarentena Vegetal del SENASA reveló que solamente para el caso de Corea del Sur se rechazaron 78 envíos . La principal causa fue la presencia de pseurococcidae (cochinilla harinosa o chanchito blanco).

También se encontró presencia de tierra, arañas, pulpa con temperaturas no aptas, etc.  En el cado de Estados Unidos hubo 20 rechazos. Algunos rechazos se produjeron por presencia de larvas de mosca de la fruta, larvas de drosophila , restos vegetales, etc.

La funcionaria señaló que el año pasado se recibió siete notificaciones de parte de países importadores, una de ellos fue de Estados Unidos por la presencia de la plaga cuarentenaria ceratitis capitata en uva. La acción que tomó Estados Unidos fue reembarcar ese envío.

Durante el evento virtual “Taller: Inicio de Campaña de Uva” dictado por SENASA, Córdova señaló que hubo cinco notificaciones de Taiwan para reembarque y una para destrucción.

SENASA ha advertido que en esta campaña de exportación de uva que comienza, por más apuradas que estén las empresas por embarcar sus envíos, no habrá concesiones. Sin lavarse las mano por tal descuido exigió a los agroexportadores tener más cuidado en lo que se envía.

La campaña de la uva de mesa, primer producto de agroexportación del Perú comienza en estos días en Piura, y sucesivamente va desplazándose hasta el sur: Lambayeque, La libertad, Ica y Arequipa.  Lo particular es que se trata de la primera gran campaña en plena pandemia del COVID 19. 

Marilú Córdova exhortó a las agroexportadoras y empacadoras a poner mayor cuidado en el proceso de selección de la fruta mientras mostraba fotos de los embarques rechazados donde se veía racimos de uva con chanchito blanco, arañas y hasta telarañas. 

Siete Notificaciones

“He decidido mostrarles esto para ver lo que tenemos que mejorar” dijo pues no era poca cosa que entre el año 2019 y 2020 se hayan dado 7 notificaciones de países importadores”. 

La notificación de EE.UU. fue debido a que se encontró la plaga cuarentenaria ceratitis capitata en un envío de la empresas exportadora ECOSAC AGRICOLA SAC, lo cual obligó a que se haga un reembarque.

Las notificaciones de Taiwan fueron por incumplimiento del tratamiento fitosanitario y las empresas señaladas con la falta fueron: Complejo Industrial Beta, Frutas de Piura SAC, Procesadora Larán SAC, -esta última con dos notificaciones-,  Exportadora SAFCO PERU SAC y Agro Victoria SAC. 

En el caso de Agro Victoria SAC , esta ni siquiera pudo reembarcar su fruta. La orden fue destruirla por acción decretada por la ONPF.

Ante estas revelaciones la funcionaria dijo “Hay que tomarlo de la mejor manera, ya que en caso que -Corea del Sur-  delegue al SENASA la inspección pre embarque debemos ser más responsable”. Advirtió. “Por eso he decidido mostrarlo para que -los agroexportadores- lo tengan como un feed back para mejorar.

EE.UU. hace sonar todas sus alarmas

Por su parte Orlando Dolores Salas, sub director de cuarentena vegetal del SENASA subrayó el grave hecho de que Estados Unidos haya hecho sonar todas sus alarmas ante la detección de uva con plagas cuarentenarias procedentes de Perú.

Se trata del principal importador de uva de mesa de Perú con 162 mil toneladas métricas, dijo.

El funcionario exhortó a los agroexportadores a tener más cuidado este año porque al Perú le cuesta mucho abrir nuevos mercados, dijo.

Dijo que todos los integrantes de la cadena deben actuar con responsabilidad y no esperar que el SENASA actúe como policía detrás de cada exportador. Muchos agroexportadores se excusan diciendo “SENASA no me dijo”, acotó.

Agregó que dicha institución está ocupada trabajando en abrir nuevos mercados para la uva como Japón, Chile, Argentina, Filipinas, mientras que Argentina, también quiere enviarnos otros productos, entre ello,s uvas, expresó Dolores.

Reveló que algunos mercados como Filipinas dejaron de importar uvas peruana y para entrar de nuevo a este mercado ha pedido un nuevo análisis de riesgos para la uva. 

En la campaña 2,018-2019 se exportó 22,208 contenedores que son 387,338 ™ En la campaña de 2019-2020 se exportó 22,630 contenedores que son 404,040 ™ 

Para el funcionario muchas veces al momento de cargar en el camión una palta o mango se pierde la trazabilidad y no se sabe de qué campo vino. “Ese es un error que se viene dando en Perú. Tenemos que garantizar la identidad de la fruta de dónde viene”.

Y denunció que en estos tiempos existe “la criollada de utilizar el código de otra persona para ingresar .la uva- a la empacadora”.

Dijo que la campaña pasada a diferencia de otros destinos, hemos tenido a los inspectores de Corea en Perú, detrás de cada envío.

“Lamento decirlo, pero todos los años hemos tenido estos problemas y no los hemos disminuido. Los coreanos asumen que esos 78 rechazos fueron porque ellos estuvieron acá y de lo contrario esas cargas habrían ido a Corea y puesto en riesgo su sanidad agraria”.

Pero este año parece que sería diferente pues el SENASA gestiona con Corea que le designe estas inspecciones dadas las condiciones de la pandemia  pues los inspectores de Corea del Sur no pueden venir porque no hay vuelos internacionales. La pregunta es ¿Y qué pasa si Corea no autoriza al SENASA reemplazarlos en las inspecciones?

El SENASA aconseja “si tienen fruta mala no destinen esa fruta a ningún lado, menos a Corea porque va a ser rechazada y eso no nos ayuda”.

Explicó que las inspecciones de SENASA en uva son con muestras del 1% del total de carga. De 20 palets -3,500 cajas- el 1% son 35 cajas que se sacan aleatoriamente. Las llevan a la mesa del inspector para que pueda sacar racimos de uvas de 35 cajas. 

“El SENASA no necesariamente puede inspeccionar los 8 a 10 racimos de cada caja. Puede tomar 2 racimos de caja y así de los 35 hasta llegar a 105 racimos”, dijo. 

Entonces va anotando qué plagas encuentra y saca porcentaje de infestación. Basado en eso el inspector dictamina un rechazo.

Sin embargo, para el caso de Corea, el inspector coreano siempre ha querido que se inspeccione el 100% de racimos de la muestra. En este tema Corea demoran mucho pero tiene que hacerlas.

Responsabilidad compartida

Investigando cuáles fueron los responsables de haber encontrado agentes vivos en los envíos todo apunta que el problema vino en el manejo del frío, señaló.

Desde que sale de la planta empacadora comienza la cadena de frío. Se verifica la temperatura del contenedor y que la uva llegue previamente enfriada y con temperatura estable.

El inspector anota las temperaturas de cada palet. Chequea los 20 palets y con el sensor anota la temperatura de los palets marcados, loc cuales deben ser los menos fríos.

Se marcan las temperaturas más altas. En esos palets va el sensor cuando se carga en contenedor.

“En la campaña pasada las cosas salieron mal, y esto es por dos responsables, dijo, el SENASA y el agroexportador”.

El exportador muy apurado por estar en pico de campaña presionó al inspector para que dé los permisos para cargar. Mandaban correos electrónicos, hacían llamadas, acusó. “Sin embargo nuestros inspectores tampoco hicieron cumplir la regla y “aceptaron presiones y cargaron los pallets que venían de frente de los túneles de frío”, acotó. 

No se cumplió con el procedimiento. Resultado, moscas de la fruta vivas que llegaron a EEUU. . dijo Dolores Flores

Al final no hubiera sido posible que las moscas lleguen vivas a no ser que los pallets estuvieran “calientes” a la hora de embarque y sobrevivió así la mosca de la fruta.

Este año todos los procesos de enfriamiento deben tener registros, será todo más riguroso, inclusive en el calibrado de sensores. En esta campaña vamos a ser más estrictos, advirtió.

Un comentario

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s