Sin voto de confianza quedan en suspenso grandes proyectos agrícolas

Por José Calderón Torres

En uno de los momentos más graves e inciertos de la historia del Perú, el primer ministro, Pedro Cateriano, no recibió el voto de confianza del Parlamento, quedando en suspenso proyectos de infraestructura agraria, como Chavimochic III, Yanapuquio y un abanico de otras medidas para la reactivación económica. Se desconoce si el gabinete ministerial será removido y las consecuencias que vendrán, mientras tanto los gremios agrícolas, especialmente del sector agroexportador, no se han pronunciado al respecto y el panorama se torna sombrío en el país.

De principio a fin y casi con un sabor dramático, puso en manos de las siguientes generaciones el juzgamiento de esas medidas, pintando un escenario nacional “entre el temor y la incertidumbre” cuyas salidas -además del tema salud-  pasan por recuperar el aparato productivo: agro y minería, principalmente. Sin embargo, la votación parlamentaria de la pasada madrugada hizo tabula rasa con todo lo planeado. 

La comparecencia del gabinete sucedía en medio de un escepticismo general respecto al gobierno, con cifras de contagiados récord a escala mundial. Cateriano dijo que en estos momentos solo se puede ser realista, reconocer las culpas e ir a lo productivo poniendo por delante esfuerzos mayores y seguimientos para destrabar las grandes obras hídricas estancadas, así como las inversiones en la minería formal, a la que consideró una tradición milenaria, injustamente satanizada.

El Estado está fallando ante trabas para que se pueda dar la inversión privada, dijo Cateriano, en un esfuerzo de sinceridad, y para ello -aseguró- se ha reforzado el equipo especializado de seguimiento a proyectos relevantes, el cual emitirá  alertas al más alto nivel que denuncie esas trabas. Asimismo, lanzó una amenaza al interior del sector público al decir que “el país debe conocer a los responsables de las demoras”.

La minería

Cateriano fue enfático en distinguir la minería formal de la informaly se mostró como un gran enemigo de la segunda a la que consideró la verdadera destructora ambiental.

Y fue más allá. Dijo que le parecía extraño que aquellos que anunciaban hace varios años atrás la destrucción de los limoneros de Piura por parte de las empresas mineras, incluso decretando la desaparición del plato nacional, el cebiche, si se explotaban los yacimientos de oro de Tambogrande, hoy, 20 años más tarde, callan una realidad devastadora. “Los mineros informales convirtieron en un paisaje del tipo Madre de Dios las tierras donde se supone que pensaban preservar los árboles de limones”, espetó.

Cateriano mostró imágenes comparativas del valle antes y después de la campaña en defensa de los limoneros.

“Aquellos que se opusieron a la minería formal no han denunciado con la misma firmeza este escándalo que afecta la vida de cientos de miles de persones y que constituye una amenaza para toda Piura y el norte del país. Si debemos combatir la minería ilegal”, exclamó.

“Tenemos gran cantidad de minerales valiosos que pueden y deben ayudar a desterrar la pobreza del Perú. Contra lo que sí debemos combatir con energía es contra la minería ilegal, señor presidente. Eso hay que combatirlo con firmeza. El uso de microextractores prohibidos como el mercurio y otros productos perniciosos causa un tremendo daño a nuestro medio ambiente y afecta la salud de miles de peruanos. Para ello, mostró imágenes de Tambogrande, en la región Piura, captadas por el satélite Perú SAT-1. donde comparaba cómo era esta zona el 2017 y cómo está este año, el 2020.

Hay que señalar que uno de los opositores al proyecto aurífero con la campaña del No a la minera Manhattan Mineral Corp. fue el entonces comandante Ollanta Humala, de quien Cateriano fue más tarde su primer ministro.

Cateriano habló de atraer, mantener y generar confianza en las inversiones simplificando plazos pero protegiendo el medio ambiente.

Dijo que Perú es minero desde tiempos prehispánicos porque hasta el más importante templo de los incas, el templo de Koricancha en Cusco estaba cubierto de planchas de oro, “aunque esto parece que esto algunos no lo comprenden”, añadió.

Explicó que “en la actualidad la tecnología permite que no ocurran los daños ambientales de antes”.

Anunció modificaciones del Reglamento de Regalías para que las empresas tengan más liquidez y así se defienden los puestos de trabajo que produce la minería, señalando que esta actividad puede desterrar la pobreza del país, para lo cual el gobierno creará un clima de seguridad a los inversionistas con reglas claras 

Se refirió a los problemas de ejecutar la inversión pública por los vaivenes en el cambio de autoridades, y que pese al crecimiento de las inversiones, los niveles de ejecución de obras no mejoraron. Para dar soluciones a largo plazo se avanza en mecanismos más ágiles de contratación. 

En lo referido a política para el agro, se refirió a dos grandes obras, la tercera etapa de la irrigación Chavimochic, en La Libertad, detenida hace tres años por corrupción, pero que son 30 mil hectáreas que se sumarán a las áreas con riego agroexportable, y en segundo lugar a la presa de Yanapuquio para Arequipa, que implica inversiones por 608 millones de soles para generar riego favorable a los arrozales del valle del Tambo, reduciendo la crisis hídrica y descontento en una zona donde se encuentra el proyecto minero Tía María.

“Para lograr un país competitivo, necesitamos impulsar el desarrollo de infraestructura de riego como motor de la economía con enfoque en el cierre de 21 brechas, por lo que estamos reactivando proyectos claves en el sector Agricultura y Riego. Por ello, para reiniciar la ejecución de las obras paralizadas por más de tres años del megaproyecto Chavimochic III en La Libertad, se ha trasladado la responsabilidad de ejecución al Gobierno nacional”, explicó. 

Como parte de una estrategia de aprovechamiento sostenible de los recursos hídricos, en coordinación con los gobiernos regionales, dijo, se inició la fase de inversión de diversos proyectos de afianzamiento hídrico, en los que se incluye la represa de Yanapuquio para Arequipa, la misma que con una inversión de 608 millones de soles, irrigará más de 11 mil hectáreas y beneficiará a más de 3 mil familias en la cuenca del río Tambo.

Asimismo, en las zonas altoandinas de nuestro país y para incrementar la seguridad hídrica agraria de nuestros agricultores en situación de pobreza y pobreza extrema, durante el segundo semestre de este año se construirán 267 nuevas Qochas en 11 regiones del país, lo que beneficiará a más de 7 mil familias que desarrollan la agricultura familiar. Con esto, nos acercamos a la meta de contar con 1.250 Qochas en 16 regiones a julio del próximo año, señor presidente.

Con el fin de afianzar la gestión integral de los recursos hídricos y evitar que su uso intensivo afecte la calidad del agua y su entorno ambiental, impulsaremos la formalización de la utilización de los recursos hídricos superficiales y subterráneos mediante el otorgamiento de licencias de uso de agua a través de procedimientos simplificados, masivos y gratuitos. Con esta medida, se prevé que en lo que resta de este año se formalice en el uso agrario 398 bloques de riego que benefician a más de 17 mil hectáreas. En tanto que en el uso poblacional se ha previsto formalizar 398 centros poblados con 50 mil habitantes. En total vamos a formalizar 3 mil pozos de agua subterráneos para uso poblacional y agrícola, entre otros usos. Señor presidente, sí al derecho al agua, sí al servicio digno de agua, sí al agua para todos los peruanos. Para favorecer el acceso al crédito de los agricultores, en donde un 91 por ciento no accede al crédito formal a través del Sistema Financiero Nacional, ya está en marcha el Programa de Garantía del Gobierno Nacional para el Financiamiento Agrario Empresarial (FAE-AGRO), un fondo de 2 mil millones de soles destinados a otorgar créditos garantizados por el Estado entre 95 y 98 por ciento; lo que facilitará el acceso al financiamiento a alrededor de 270 mil pequeños productores para el desarrollo de la pequeña agricultura familiar durante la campaña agrícola de lo que resta de este año hasta el próximo año.

Complementariamente, a través del Fondo AgroPerú desde agosto de este año hasta julio del próximo año, se prevé otorgar nuevos créditos a pequeños productores de la agricultura familiar por 440 millones de soles a tasas de interés del 3.5 por ciento de la tasa efectiva anual (TEA), para créditos de capital de trabajo; lo que permitirá atender aproximadamente a 65 mil pequeños productores agrarios dedicados al desarrollo de actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Asimismo, a través del Fondo para la Inclusión Financiera de los Pequeños Productores Agropecuarios, se dispone de 100 millones de soles, con los que Agrobanco podrá otorgar nuevos créditos en beneficio de más de 80 mil pequeños productores a bajas tasas de interés. Asimismo, para proteger la producción agrícola de subsistencia en las zonas más pobres y vulnerables del país, vamos a ampliar la cobertura del Seguro Agrícola Catastrófico (SAC). Así, de agosto de este año a julio del próximo año, se prevé por 22 primera vez que el SAC intervenga en las 24 regiones del país, asegurando que un total de 1 millón y medio de hectáreas, con una inversión de 68 millones de soles, atienda a un promedio de 625 mil productores de la agricultura familiar a nivel nacional.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s