Cafetaleros, empresas, iglesia y municipios en cruzada por planta de oxígeno para La Convención

Previendo que lo peor está por venir,  La Convención, Cusco, se prepara para enfrentar un sistema de salud prácticamente colapsado por el COVID-19  y con el impulso de la empresa privada, especialmente de los caficultores de la zona, han lanzado una cruzada con sabor a desesperación para adquirir, cuanto antes, una planta generadora de oxígeno que ayude a salvar vidas en su capital, Quillabamba.

Desde empresas convencianas con mucha historia, como AICASA, la Cooperativa Agraria Cafetalera Huadquiña, hasta pequeños productores como Filomena Pinares, que el año pasado ganó el premio Summum a mejor productora de café del VRAEM, todos sin excepción se han sumado a la “Campaña del Oxígeno”. La provincia lleva adelante este esfuerzo cuando las esperanzas de que el Estado cumpla con la promesa de dotarla de dicha planta se han esfumado.

Otras empresas como la marca Tres Granos del caficultor Raúl Rodríguez, y hasta productores sin una marca que ostentar como Julio Valdivia, entregan su aporte de  cientos de bolsas de café tostado para ponerlas a disposición del mercado con el fin de que lo recaudado sume a la causa. El público responde y nunca como hoy se consumió tanto café en esta zona, comentan.

El neurocirujano y productor cafetalero Alberto Trelles y su hermano Franz Trelles se sumaron a la cruzada y donaron una tonelada de cafés especiales tostados.

A raíz de estas iniciativas nació la “Tiendita de la Esperanza” donde los ciudadanos compran los productos que van a la campaña, con el discreto aporte de la Iglesia.

La preparación de la ansiada planta de oxígeno, por 700 mil soles, ha sido encargada a una fábrica de Colombia en tanto en Perú el déficit de oxígeno para uso medicinal es absoluto, a no ser por dos empresas que producen para hospitales y usos industriales. 

La suma de estos esfuerzos privados se materializa en plena temporada de cosechas del café.

Se suman 

La cadena de solidaridad  ha calado más allá del sector privado, hasta alcanzar a las municipalidades distritales, las que haciendo esfuerzos por romper los cercos 

presupuestarios donan recursos ediles a una campaña que no acepta dudas por su humanidad, cuando los contagios superan los 200, y al menos  han fallecido tres personas, algo muy grave, considerando que el virus va en paralelo al dengue.

Falta poco para llegar a la meta. Los ciudadanos de la Convención han puesto a disposición sus ahorros pese a que los puestos de trabajo, sobre todo municipales. han caído.

Los trabajadores de municipalidades como Megantoni o Vilcabamba, igualmente  han sumado importantes donativos que esperan no solo cumplir la meta, sino pasar a la fase siguiente, la logística, para llevar e instalar la planta en la provincia.

Incluso los gerentes de las diferentes oficinas municipales se sumaron a la cruzada, renunciando a parte de sus salarios para hacer donativos, comenzando por el gerente de desarrollo social de la Municipalidad de la Provincia de la Convención, Carlos Radovich. 

Inmediatamente se sumó el gerente general de este municipio Boris Mendoza, y así otros muchos.

La situación es tan crítica que una sensación de desprotección cunde en la provincia ante hechos que enrarecen el ambiente, como el cierre de las oficinas del Banco de Crédito y la cooperativa Quillacoop donde se hacen la mayoría de transacciones bancarias de Quillabamba, capital de la provincia. 

El mismo clima se siente en otras municipalidades entre Cusco, Junín y Ayacucho, donde la mayoría de medios informativos no llegan, pero donde se vive una vía crucis día a día,  en este caso en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). 

Una campaña similar se prepara para la instalación de una Planta de Oxígeno Medicinal en el ámbito del VRAEM. Todo esto muestra al gobierno central  que el esfuerzo privado de la mano del sector público, sin trámites, firmas ni exceso de papeles llegaban lejos.

EN la campaña para la planta de oxígeno de Quillabamba no está participando el Consorcio Camisea, que extrae y transporta el gas de los yacimientos de Camisea, en La Convención la que ha enfocado sus esfuerzos en apoyar a Loreto, particularmente al Centro de Salud de Villa Trompeteros con la donación de más de 5 mil unidades de material de bioseguridad como mandilones, gorros, botas, guantes quirúrgicos, mascarillas N95 y lentes de seguridad, equipamiento imprescindible para que el personal de salud pueda trabajar en medio de la emergencia sanitaria en ese distrito, en el cual se han cesado las operaciones.

3 comentarios

  1. Al César lo que es del César la cruzada lo inicia la Asociación de Profesionales de La Convención a la que se suma el Vicariato, los ciudadanos se suman así como algunas empresas, cooperativas y algunas municipalidades. Parece que tu título está mal.

  2. ESTE ES TRABAJO DE LA ASOCIACION DE PROFESIONALES DE LA CONVENCION Y DEL VICARIATO APOSTOLICO DE PUERTO MALDONADO.PARROQUIA QUILLABAMBA.ES TRABAJO DEL PUEBLO UNIDO Y NO DE CAFETALEROS

  3. TAMBIÈN LA SEÑORA FABIOLA UGARTE QUIROZ DONO 5,500.00 Y NI SIQUIERA ES MENSIONADA Y BUENO LOS QUILLABAMBINOS RESIDENTES EN LIMA DE LA MISMA NANERA APORTARON A QUE ESTE PROYECTO SE ESTE CONCRETANDO, OJALÀ SE INFORME TODO LO RECAYDADI SOL A SOL CON TORAL TRANSPARENCIA

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s