Priorizan venta de harina a panaderías antes que a supermercados y bodegas

Por José Calderón Torres

El Perú está stockeado -al menos para dos meses- de trigo importado, sin embargo la demanda de harina en las casas, producto del confinamiento y la tendencia a hacer su propio pan y repostería, ha crecido tanto que se acabaron las bolsas de a kilo y lo que no hay es la capacidad de embolsarlas. Ante ello los molineros han preferido abastecer a las miles de panaderías de todo el país ya que sin pan se generaría otra crisis.

Así lo advierte el ex congresista y actual presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de El Callao, Ing. Kuennen Francesa, industrial molinero, quien señala que ese no es el mayor problema. “Existen obstáculos para llevar a la gente a trabajar a las fábricas. Todos temen contagios debido a la proximidad en las máquinas en línea, porque así fueron hechas. Romper con esa histórica proximidad es un reto al cual nos venimos adaptando pero que implica fuertes sobrecostos”.

¿Por qué ha desaparecido la harina de supermercados?
Normalmente la harina por kilos tenía un bajísimo consumo, pero con la pandemia muchas familias quieren utilizar la harina por kilos para hacer pan o repostería en sus casas lo cual generó un consumo inusitado.

¿Hay trigo para enfrentar la pandemia?
Hay trigo suficiente para atender el mercado, pero las panaderías reciben sacos de 50 Kg mientras que los supermercados son de un kilo, embolsarlas a la medida del nuevo consumo es imposible. Se ha priorizado entregar a las panaderías debido a que hay que procurar que la cadena de suministro del pan no se rompa porque es un producto de primera necesidad y, como se ve, pese a la crisis, y pese a algunos sobrecostos, se ha logrado mantener su precio.

¿Quién provee harina a Perú?
Desde hace 15 a 20 años se compra a Canadá, que ciertamente no era un productor importante de trigo, tradicionalmente compramos a un gran productor, Estados Unidos. Hace poco se compraba algo de trigo a Argentina, que hoy es pequeño comparado con lo que era antes.

¿El coronavirus cómo ha afectado la industria?
El problema es el transporte. Los camiones para abastecer al mercado son normalmente camiones grandes con capacidad de carga de 30 TM. Pero algunas panaderías piden 10 sacos, otras cincuenta, y hay las grandes que piden un camión, la pandemia ha complicado la distribución.

¿Qué protocolos se han dado y que sobrecostos asumen?
No solo debemos cumplir con el seguro, CTS reglamentarios, sino que se han tomado otros seguros de riesgo de vida para cualquiera que vaya a trabajar a un centro, pues es evidente que una máquina no fue diseñada para que una esté uno lejos del otro. Se han establecido nuevos protocolos, no solo en limpieza, desinfección, hablamos de uniformes, guantes, mascarillas, pues reformular la producción, implica medidas drásticas, al final un gran esfuerzo para que mercado esté abastecido.

Respecto a la distribución, hay trigo, pero ¿no están teniendo dificultades por la escasez de barcos?
Desde que llega el barco al Callao debe haber camiones suficientemente grandes para que vayan a la planta, este trigo debe ser lavado, secado, no es que de frente se meta a la fábrica así no más, hay una serie de procesos largos y complicados.

Lo que pasa es que cuando traes trigo debes tener un buque entero, cosa que no pasa con el café que se exporta. Normalmente los barcos que vienen al Perú tienen que traer carga y no pueden regresar vacíos porque esos barcos obviamente te van a cobrar el falso flete de retorno. En el caso del trigo se tiene que pagar el flete de retorno aunque no tenga carga porque esta cadena tiene que funcionar pues qué pasaría si no hay pan estaríamos en desgracia total.

¿A nivel de industriales han visto perspectivas de esta crisis?
Nos hemos reunido ante esto pero siempre hemos cumplido, siempre nos hemos esforzado para que no falte el pan que es un producto que no tiene clase social, lo comen desde el más pobre hasta el más rico.

Esperemos que a raíz de este no haya quienes quieran sembrar trigo en Perú como en experiencias pasadas. Sería muy bueno, pero las tierras peruanas no son suficientemente planas como para sembrar trigo en los grandes volúmenes que se necesita. Tampoco hay suficiente maíz que se tiene que importar para los pollos. Todo esto al final desemboca en una ausencia de política agraria.

Sé que en otros países como Alemania se subsidia la agricultura y razones tendrán, pero han hecho las cosas bien y por eso tienen agricultura que les permite abastecerse.

¿Que nos deja esta crisis para el futuro?
Esta crisis nos debe servir para descubrir cómo estamos. Hasta ahora vemos que no estábamos tan bien como se creía, mentir es pernicioso, es absolutamente innecesario. Hay que afrontar ahora esto y entender que el crecimiento de país también depende de agricultura y agroindustria.

El Perú desayuna con productos importados. El pan, es de trigo importado, los huevos se producen con maíz importado que comieron las gallinas , etc. pero el industrial no importa materia prima de China u otros países porque quiere, sino porque no la hay en el país, igual pasa con la leche, dónde está. Si quieres hacer fideos ¿donde está el trigo?

El trigo no es como una imprenta que bota su producción cuando quieres. Perú siembra trigo, pero es muy poco lo que logra.

La Amazonía por ejemplo es nuestra zona mediterránea, nadie quiere invertir allá, tiene que haber congresistas despercudidos que sepan de economía. Hay una pandemia económica.

Al final los empresarios privados trabajamos para que esto del trigo funcione, pero se ve un país muy mal educado, con excepciones, que no entiende de donde sale la riqueza, no entiende al industrial, al productor, al minero, al exportador. Y eso es fatal.

Una cosa es la industria y otra el tema agrario. ¿Qué piensa de la política agraria?
Las planificaciones agrícolas creo que no se cumplen, ayudaría, pero me parece que debería orientarlas el Minagri , con ello habría una política de producción inteligente.

Para mí no todo debería ser importado, la agricultura debería funcionar en el esquema de economía social de mercado.
En Lima se piensa como limeño, eso es bueno y es malo, porque el Perú es una nación, la gente está regresando a sus pueblos, Cusco se queda sin turistas, hemos vivido a espaldas de lo que le pasa al otro. Y ahora lo vemos.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s