"El Estado peruano está siendo ineficiente para transformar el crecimiento económico en desarrollo sostenible"

El Ing. Rómulo Mucho, ex congresista y ex Viceministro de Minas, es un convencido de las ventajas para el Perú, del fomento de la agrominería -una fusión entre dos actividades aparentemente contrapuestas- pero que conviven exitosamente en muchas partes del mundo.  Considera que solo la educación puede sacar al Perú del subdesarrollo, por lo que propone dedicar el 8 % del PBI a este sector. En la siguiente entrevista opina sobre la nueva conformación del Congreso de la República y la decisión del Presidente Vizcarra de postergar el proyecto Tía María.

(Iniciamos con ésta una serie de entrevistas vinculadas al tema de la agrominería que ofreceremos a nuestros lectores como medio de prensa colaborador de Agromin2020 )

Por Norma Rojas y José Calderón

¿Ing. cuáles son sus primeras impresiones luego de conocida la nueva conformación del Congreso de la República?

La primera sensación que tengo es de tristeza y de frustración. Han llegado agrupaciones políticas que no valoran la importancia de la inversión privada. Como sucede por lo general en las campañas electorales, se habla de cómo gastar eficientemente el dinero del Estado, pero nadie habla de qué es lo que tenemos que hacer para generar ingresos, para “hacer caja”. Esto es preocupante si tenemos en cuenta que el 2019 hemos crecido apenas 2,2%, algo que el Perú no se merece, pues nos deja sin armas para atacar uno de los principales problemas de los peruanos: la pobreza.

Lo que debería venir para el 2020 es una reactivación rápida ya que el Perú tiene recursos para salir adelante. Cuando un país no crece, no crece el empleo, si no crece el empleo rebrota la pobreza. Si a esto le agregamos la migración, el problema se agrava más. El elevado grado de violencia e inseguridad ciudadana que venimos experimentando, es quizá la mayor muestra de lo expuesto.

Siendo el Perú un país megadiverso y agrominero, resulta paradójico que ningún grupo político que actualmente conforma el poder legislativo, muestre un interés real en apoyar al agro y a la minería simultáneamente. No se trata de apoyar una actividad y dejar de lado la otra. Las dos actividades pueden desarrollarse en armonía. Muy por el contrario, por lo menos tres de las nueve bancadas del nuevo Congreso, aún no interiorizan que el agro y la minería son actividades económicas que se complementan. No se dan cuenta de la enorme oportunidad que significa para todos los peruanos, que los recursos que genera la minería, pueden y deben apoyar a la actividad agrícola.

¿Teme que en ese corto tiempo se pueda modificar la Constitución, cambiar el capítulo económico o modificar leyes como la Ley de minería?

Si se les ocurriera hacer esos cambios sería nefasto. Se cambia lo que no funciona. Si hubiera algo que modificar, modernizar, estaría totalmente de acuerdo, pero, no es así.  En el Perú tenemos dos modelos: libre mercado e intervención del Estado. ¿Qué es lo que queremos?, ¿cambiar el libre mercado por la intervención del Estado?, ya tenemos experiencias de esto último, no necesitamos ser sabios para saber lo que podría suceder. 

¿El sector minero no apoyó a algún candidato para que acceda al Congreso llevando la voz del sector? 

Después de todo lo que se ha visto a raíz del caso Lava Jato y los apoyos de empresas a políticos, hoy nadie apoya a nadie. 

¿Y qué le ha parecido que el Presidente Vizcarra escriba en un artículo anunciando que Tía María no va? 

Es una opinión que no ayuda a salir del estancamiento económico que estamos viviendo. Arequipa es una región que siempre ha crecido por encima del promedio nacional. El 2019 no ha sido así. El año pasado el Perú creció 2.2% y Arequipa sólo 0.7%. No tiene explicación lógica que el Presidente haya anunciado que “durante su gobierno, Tía María no va”, si es lo que esta región tiene para impulsar rápidamente su crecimiento económico. Sobre todo, teniendo en cuenta que este proyecto tiene la ratificación del Consejo Nacional de Minería para su construcción. 

El Presidente está siendo mal informado sobre la situación en el Valle del Tambo. Cada día son menos las personas que se oponen al proyecto Tía María. Cada vez son más los pobladores que se han dado cuenta de los beneficios del proyecto minero. Las últimas noticias que tengo de la provincia de Islay, reflejan el deseo de los pobladores, de que se haga un Plan Integral de Desarrollo del Valle del Tambo, y que se muestre técnicamente, cómo es que el proyecto Tía María puede contribuir a la ejecución de este plan. Al parecer, el Presidente Vizcarra no está enterado de este nuevo escenario.

¿Percibe que hay una tendencia a satanizar a la minería?

Esto ocurre no sólo en el Perú. Es una tendencia a nivel mundial. Los anti mineros radicales no llegan a entender que la minería no es una moda, la minería es una necesidad global. Lo que se tiene que corregir, es la tradicional falta de eficiencia del Estado peruano para transformar el crecimiento económico -al que contribuye la minería- en desarrollo sostenible. En el Perú se están confundiendo los roles, gobierno tras gobierno. Las empresas mineras se encargan de generar crecimiento económico. El responsable de generar desarrollo sostenible en base a este crecimiento, es el Estado, no es la empresa minera. Sin embargo, en lugar de hacer que el Estado cumpla con su rol, los anti mineros quieren que no haya minería.   Si en realidad los anti mineros quieren el desarrollo del Perú, a quien debieran reclamarle es a quien está fallando, al Estado. No tiene sentido seguir oponiéndose a la minería. 

Agrominería

¿En medio de esto cómo quedan los esfuerzos para desarrollar la alianza de la agricultura y la minería?

El gran esfuerzo lo tienen que hacer el Estado y las empresas mineras. Por eso hemos creado Agromin, para que sea un punto de encuentro en el que se pueda exponer qué es lo que ha estado fallando. Es importante mostrar con la mejor de las voluntades, por qué es que las empresas mineras no han estado cooperando con la agricultura. En este tema cabe resaltar que empresas como Antamina, Cerro Verde, Poderosa, Morococha, etc. están trabajando fuerte con el apoyo a las comunidades para desarrollar el agro y la ganadería. Dado que este esfuerzo aún no es suficiente, buscamos que todas las empresas mineras usen la plataforma Agromin, para relacionarse con las comunidades.

Dado que los recursos minerales son no renovables, deseamos que las comunidades encuentren hoy su desarrollo sostenible, en base al impulso que en este momento les puede dar la minería.

¿No cree que se ha hecho poco por informar lo que realmente hace la minería por la economía del país y por la agricultura en particular?

En efecto, falta hacer conocer, informar, capacitar y educar fundamentalmente. Creo que la educación debe partir desde la niñez, conocer cuál es el verdadero aporte de la minería. Generalmente está en la tecnología, en la construcción de la infraestructura, en el uso de maquinarias para hacer túneles, canales, etc. Vengo del campo, soy agricultor y sé que las dos actividades trabajan juntas. 

Las bondades de la minería se debieron informar desde los tiempos en que había bonanza minera. Lamentablemente por esos años, nunca se dijo nada. En cambio, la anti minería fue avanzando. Cuando quisimos reaccionar fue un poco tarde, pero todavía hay un largo camino por recorrer. Hoy en día, los ataques no son solo contra la minería sino, contra toda la inversión.  A tal punto que es difícil hacer una carretera, una hidroeléctrica o cualquier obra de envergadura.Estamos en un punto muy peligroso.  Es tarea del gobierno fijar acciones para enrumbar el país hacia el progreso. Esperemos que, en esta oportunidad, el Congreso de la República –sin abandonar su rol fiscalizador- sepa acompañar a un poder ejecutivo que también tiene que cambiar. No apoyar a la minería responsable, es desaprovechar uno de nuestros principales recursos. Las inversiones mineras son muy grandes y las inversiones en el agro son relativamente pequeñas. Soy agricultor y minero. Conozco muy bien ambas actividades. Por eso estamos convocando al gobierno central y a los gobiernos regionales. Esperamos que el segundo Agromin en Trujillo supere el éxito alcanzado en el primero. Están viniendo del extranjero muchos expertos. Queremos juntar a líderes y conocer experiencias exitosas para que nos ayuden a cambiar la mente de las personas. Muchas veces nos cerramos en nuestras posiciones y perdemos la gran oportunidad de abrir nuestra mente a nuevas y mejores realidades.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s